Algunos leerán el término de “Realidad aumentada” y considerarán que es algo que sólo unos frikis o empollones (geeks, nerds) solamente comprenden. Pero no, la realidad aumentada ya convive con nosotros en nuestros smartphones, aunque no lo supiéramos.

Hagamos un ejercicio: agarramos nuestro dispositivo móvil y abrimos cualquiera de estas redes sociales, Instagram, Snapchat, Facebook o Facebook Messenger. Ahora bien, abrimos la opción de tomar foto y le permitimos que nos adorne la toma con algún efecto especial como sombreros, gafas de sol, luces, corazones flotantes, orejas y nariz de perro o gato, etc. Tomamos la foto y la publicamos ¿Les resulta familiar?

Muy bien, pues todos esos efectos y elementos que enriquecen nuestra foto es realidad aumentada, igual que la tecnología que utiliza el ya famoso juego Pokémon Go. Es el principio de agregar elementos que no existen en nuestra realidad, a través de la lectura que realiza un lente (en este caso el de nuestros dispositivos móviles) sin que nosotros perdamos la noción del lugar donde estamos (como sí ocurre con la realidad virtual)

Llegados a este punto, pongámonos en el escenario en que vamos a un kiosko y compramos alguna revista o periódico (hábito casi abolido) y cuando empezamos a leer, como es comprensible, mostraremos más interés por determinados artículos o contenidos, deseando contar con más información o datos de los que allí nos proporcionan. Pues bien, aquí la realidad aumentada es la gran solución ya que evita al medio saturar de información su producto y a nosotros como público, nos da la posibilidad de ahondar más en los temas que a bien tengamos en consideración.

Simplemente debemos agarrar nuestro teléfono inteligente y a través de un app específica, enfocar ese contenido en el periódico o en la revista en cuestión, para así descubrir otros recursos relacionados como vídeos, infografías, gráficos, fotos o simplemente más información.

Claro, para el medio o creador de contenidos esto es un proceso un tanto complejo, pues amerita que diseñadores y programadores estén en constante trabajo para obtener estos resultados. Pero ojo, estas no son solo suposiciones, y ya en el mundo hay casos donde se ha empezado a poner en práctica. Sin ir muy lejos, The New York Times y The Washington Post ya lo han incluido como una alternativa en el marco de su oferta informativa.

La sueca IKEA desde hace algún tiempo, viene dotando a su catálogo de la posibilidad, mediante su app móvil, de permitir a los clientes anticiparse en sus hogares o espacios específicos, ver cómo quedaría un determinado mueble o accesorio antes de ir a la tienda para adquirirlo.

Pero ¿y la TV? ¿Cómo aplicamos esta tecnología a objetos o imágenes que están en constante movimiento? Pues bien, la respuesta la tiene la gente de The Weather Channel, quienes han incorporado el recurso, no sólo para hacer emisiones más interactivas, sino para explicar de la manera gráfica más espectacular posible, los efectos de determinados fenómenos meteorológicos.

Hay que acotar que en el caso de este medio, la experiencia viene dada a través del principio de Realidad Mixta, que no es más que la conjunción de la realidad aumentada y la realidad virtual sin que perdamos por igual, noción del lugar donde nos encontramos. Es un concepto desarrollado principalmente por Microsoft pero que aún está en evolución.

Hay quienes afirman que la TV, así como los propios periódicos, revistas y libros viven su ocaso frente a la revolución de las nuevas tecnologías, los formatos digitales, la cultura del consumo audiovisual por demanda y las nuevas narrativas.

Creo particularmente que todo ello seguirá conviviendo como lo viene haciendo, pues al fin y al cabo, la posmodernidad nos ha mostrado que cada vez estamos más segmentados como audiencia y que, si queremos informar y transmitir conocimiento, debemos hacerlo por cada vez más vías y canales, con lo cual, los medios analógicos evolucionarán para incorporar algunos elementos propios de las nuevas tecnologías, y los nuevos medios se adaptarán a las audiencias más jóvenes y las no tan jóvenes pero sí más osadas :).

Un tuit reciente de la Asociación de la Prensa de Madrid evidenciaba que el 81% de los españoles, al día de hoy, opta por la TV como el principal medio para informarse.

Anuncios