Un post reciente en el portal “El chapuzas informático” plantea desde el propio título “Sony habla sobre el fracaso de la realidad virtual: facturó por debajo de las expectativas”, el agridulce tránsito de la empresa nipona en el terreno de los contenidos inmersivos con sentido lúdico y de entretenimiento, pese a que al día de hoy, sigue siendo el ámbito con mayor perspectiva de desarrollo en el corto plazo, por encima del periodismo y la educación.

El post en cuestión, que no deja de ser meramente especulativo, deja entrever que ante el hecho de la poca aceptación de los visores de realidad virtual de la PlayStation, se encuentra el elemento costo, entre otras variables.

Ciertamente, un dispositivo como este resulta ostentoso si no se cuenta con el elemento principal de la videoconsola, las cual ronda los 200-300 € más los accesorios de realidad virtual, a lo que valdría sumar otros 300-350 €.

No obstante, pese al tono derrotista, el escenario de la realidad virtual en cualquiera de los ámbitos donde se está implementando y desarrollando, deja ver un horizonte promisorio. Sin ir muy lejos, y aludiendo a una anécdota personal, aprovechando la Noche de los Museos en Madrid, el pasado fin de semana tuve la oportunidad de disfrutar en primera persona, de la experiencia inmersiva que preparó el Thyssen junto a HP e IED Innovation Lab, denominada “Entrar en el cuadro”, donde se nos permite apreciar y disfrutar de varias obras de arte, desde una perspectiva no sólo inmersiva, sino muy distinta a la convencional.

A través de ello, podemos establecer una relación mucho más cercana con el arte y comprender mejor, diversos elementos que el artista ha querido plantear.

Pero es que en otro ámbito radicalmente distinto, ha trascendido que para la venidera Copa del Mundo, Rusia 2018, la empresa de telecomunicaciones, DirecTV, ofrecerá para todo el continente americano, la posibilidad de consumir esta magna cita futbolística, como si estuviéramos en el propio estadio pero desde la comodidad de nuestro hogar, a través de unos visores de realidad virtual. Contenidos estos que no tendrán valor extra para quienes son clientes de dicho proveedor de televisión satelital.

Pero por si fuera poco, Google y LG han formalizado la presentación de la pantalla OLED más innovadora hasta el momento, enfocada al desarrollo de dispositivos de reproducción de contenidos con capacidad inmersiva y realidad virtual, que permitirá disminuir considerablemente el efecto de marero que algunos sienten al exponerse a estos contenidos, así como asegurar mayor fidelidad en la reproducción de colores y movimientos.

Con todo ello, pese al derrotismo y escepticismo de algunos en torno al desarrollo de las nuevas tecnologías y nuevas narrativas, somos testigos de un desarrollo esperanzador, así como de la evolución del paradigma de la comunicación y la información, que terminará de concretarse con la mayor implementación de la inteligencia artificial y el despliegue definitivo de las redes 5G.