intro videos 360

Desde hace algún tiempo las plataformas sociales Youtube y Facebook permiten enriquecer los contenidos multimedia allí dispuestos con audio inmersivo. Algunos lo definen como “Audio espacial” y otros como “Audio 360”. En todo caso, la idea de ello consiste en mejorar la experiencia inmersiva de los videos en 360º, con un sonido que acompañe el movimiento del usuario, a semejanza de las experiencias que podemos obtener en la vida real.

Ahora bien, como ya venía ocurriendo con los videos y la diferencia en la forma de presentar los contenidos de estas características en los entornos digitales sociales ya aludidos, lo que concierne a la disposición del audio inmersivo no deja de ser por más, engorroso y difícil de trabajar para los usuarios estándar.

Así, no sólo basta con la necesidad de contar con un equipo de grabación de audio especial (nosotros hemos optado por la versión low cost ZOOM H2N ya que existen opciones mejores y muchas más caras como el Akg C12VR – C-12 y el reciente Sennheiser AMBEO® VR Mic – Micrófono 3D AUDIO, del cual aún se desconoce su costo) sino que también debe haber un excelente manejo de programas de edición de video así como de audio, para así trabajar las pistas por separado y luego compilarlas.

Y así como se lee, en efecto, son varias pistas las que se obtienen. Para ser más específicos, con un equipo como el ZOOM H2N, se debe trabajar con 4 pistas y luego compilarlas con la composición de video que se haya estimado. En este sentido, la orientación de la lente principal de la cámara 360º con la que se esté trabajando, debe estar orientada en la misma dirección del micrófono prinicipal del equipo de grabación de sonido que se haya escogido para esta labor.

Y como ha venido ocurriendo con el video, una vez finalizado todo el trabajo de edición y postproducción, deben insertarse los metadatos de video y sonido necesarios, con el fin de que funcione el efecto y se pueda alcanzar el mejor resultado inmersivo posible. Y aquí es donde está la peor disparidad de momento, pues la manera de trabajar los contenidos para Youtube, difiere de la necesaria para Facebook, de hecho, estos últimos ponen a disposición un instalador con varios programas para tales efectos.

En conclusión, si se desea disponer del mismo trabajo en ambas plataformas, puedo anticipar que el proceso es bastante arduo y como bien anticipé anteriormente, engorroso.

Sobre los pormenores y vicisitudes al respecto, estamos por presentar un artículo académico, el cual pondremos a disposición por esta vía, una vez lo tengamos publicado.

De momento, los invitamos a que vean nuestro primer experimento sobre todo lo aquí comentado:

>>> ENLACE AL CONTENIDO EN FACEBOOK <<<